TDS Race Report parte #2.


Luego de la vuelta de rigor por el pueblo, comenzamos con la primera subida, en menos de 10 minutos, todos esos corredores que han salido como si no hubiera un mañana a correr en ritmo de 10km una carrera de 124kms comenzaron a aflojar el ritmo

comenzaron las caminatas y yo, tranquilamente trote la subida hasta que sentí que era momento de comenzar a marchar rápido y bastonear con paciencia. Aquí el nombre del juego es “guardar piernas para lo que viene” . Honestamente y al contrario de como debería ser en una carrera, en este punto cada vez que me pasaba un corredor, me sentía bien, significa que tendría a alguien más que pasar más adelante y eso, siempre me ha dado energías extras. 

Una vez arriba del primer col, con una vista increíble y rodeados de vacas con sus campanas sonando por todo el valle debajo de nosotros, había que comenzar a bajar. 15 kms de bajada por un camino muy “corríble”, donde esta la opción de ir a fondo y dejar las piernas en la primera bajada o ir dosificando para no gastar tantos cartuchos tan temprano. Nuevamente, manteniendo la calma, dejando que pase gente para yo poder hacer lo mío sin aflojar el ritmo pero sin volverme loco. Sabía que venía la subida a Col du Petit Saint Bernard, y sabía que ahí me estaría esperando el equipo de apoyo, Kirsten, Max, Nino y Pierre, un equipo que no lo podría haber soñado de mejor forma.  

Claramente si este equipo de soporte no habría podido lograr el resultado obtenido. Además, aunque no fisicamente, se que Tom ha estado con nosotros en cada Kilometro. 

En Ruta - Foto: Kirsten Kortebein.
El equipo - Foto: Solo Running.
Kirsten: Sabe que decir, me conoce muy bien y entiende como hacerme sentir mejor en caso de ser necesario, sabe que no me gusta saber en que posición voy y ha visto cuanto me he preparado para esta carrera. 
 
Max: Mi partner  de aventuras y montañas, me conoce mejor que nadie en lo que a correr respecta y entiende el deporte desde adentro por lo que claramente, es una parte vital en una carrera tan larga. 
 
Nino: Originario de les Contamines, un local del valle que conoce cada rincón de la zona. En 2017 me ha hecho de soporte con Tom, a quien dedico esta carrera. Nino ha sido el navegador y chofer del equipo, quien los ha llevado a abastecimientos donde, de otra forma no habríamos podido saber como llegar. 
 
Pierre: Un local del valle de Chamonix. Su padre ha corrido cada año desde el primero, alguna de las carreras de UTMB. Ha Corrido la primera UTMB y la primera TDS por lo que Pierre conoce la ruta como la palma de su mano. En cada abastecimiento me dice que es lo que viene, con detalle y precision. 

Finalmente llego al primer punto donde encuentro a el equipo, el Col du Petit Saint Bernard. Aquí viene otra gran bajada hasta el primer avituallamiento con asistencia. En el Col du Petit Saint Bernard el ambiente era increíble, yo he llegado con muy buenas sensaciones, y desde hace un par de minutos he venido alcanzando a corredores poco a poco. En la bajada hacia Bourg Saint Maurice, no me pasan mas de dos corredores, por lo que he tenido una buena bajada creo.  
Bourg Saint Maurice, km 51, es donde la carrera comienza para mi. Aquí el juego cambia de nombre y me pongo en modo competición.
Sin dejar que se me pasen las revoluciones para no fundirme, la misión es comenzar a alcanzar a todos esos corredores que vi irse en la primera parte. Así que luego de re abastecerme, parto con los siguientes 50kms en mente. 
 
Para no sobre estresarme mentalmente, he quebrado la carrera en 3 partes, dos de 50kms y una última de 30 kms. Que finalmente son menos, pero siempre dejo un margen extra en mi mente, just in case. 
 
Saliendo de St. Maurice, comienza una subida  con una pendiente altísima y con una humedad al 100% que mezclado a la jungla en la que estábamos y la temperatura no muy baja, comienza a drenar energías de todos los corredores. En esta subida logro alcanzar a un par de corredores y así sigo durante las próximas 5 hrs. No me fijo mucho en que pasa en al rededor, más me enfoco en lo que tengo que hacer que es correr, beber agua y comer. Como encerrado en mi pequeño mundo voy poco a poco cogiendo más corredores y tomando cada vez las bajadas con más fuerzas. Normalmente para mi, las subidas son mi punto fuerte y las bajadas es donde pierdo lugares. Esta vez ha sido completamente diferente, he logrado bajar mucho más fuerte que antes y en las subidas he podido mantener mis posiciones. Luego col de Joly, comienza  la bajada de 8 kms hasta Les contamines. Honestamente nunca pensé que podría llegar corriendo tan fuerte  al km 100 de la carrera. 

Es aquí donde toda mi calma y relajo se acaba, ya que Kirsten, luego de asistirme me comenta que estoy en la posición 10, con el 6to solo a 10 minutos. Yo sabía que esto también significaba que el 20 podría estar a otros 10 minutos detrás por lo que aquí y durante los siguientes 27 kms, el juego se llama cazar o ser cazado.  

 

En Ruta - Foto: Nino Magro.
Saliendo de les contamines, comenzamos con una subida de 600 metros de desnivel positivo, pensé que sería cerca de 45 minutos a buen ritmo, pero por suerte, me tomó un poco menos y en 38 minutos ya estaba bajando para comenzar a subir lo que sería la ultima “pared” de la carrera. La subida a Col du Tricot, otra subida de 650 metros de desnivel positivos en menos de 2 kms. La noche estaba cayendo y antes de perder toda la visibilidad, logre ver a 3 corredores adelante de mi, una vez se hizo de noche, todos apagamos nuestras linternas. La idea es nos ser vistos y con esto no mostrar a que ritmo va cada uno, por lo que si alguien aflojaba el ritmo o apuraba el ritmo era imposible de saberlo. Estaba totalmente obscuro y en esos dos kilómetros de subida, calculo que llegamos a haber  6 a 7 corredores en el mismo momento. No se veía nada pero se escuchaban bastones, aveces algún jadeo  pero todo era una incógnita. 
 
Una vez en lo más alto de Col du Tricot, comenzaba una bajada, muy resbalosa con mucho barro y con secciones bastante técnicas, sin duda los siguientes 4 kms han sido los más técnicos de toda la carrera. Una mezcla de barro, rocas, scrambling, bajadas y subidas con visibilidad minima y un completo silencio. Esta sección acaba en una última subida de 200 metros de desnivel positivo y donde la última bajada nos depositará en Les Houches.  A un par de kilometros de Les Houches, alcanzo a YanQuiao Yun, corredor de China con el que ya había compartidos kilometros temprano en la carrera. YanQuiao no venía bajando muy bien por lo que pensé que la fatiga le había ganado. Al pasarlo quedo en posición #9 y mi objetivo es mantener esto hasta la meta. La felicidad no duro demasiado ya que entrando a el abastecimiento de Les Houches me pasa de forma desaforada, corriendo a un ritmo absurdo, Julien Chorier, uno de los corredores Franceses más experimentados en este tipo de carreras, Julien ni siquiera se detiene en el abastecimiento y se va directo dirección Chamonix. Aquí estaba yo, entre medio de los dos corredores Hoka que seguían en carrera, y tratando de recuperar el noveno lugar pero a la vez no perder el top10.  
Sprint Final - Foto : Trail Running Argentina.
Sprint Final - Foto : Trail Running Argentina.
Sprint Final - Foto : Trail Running Argentina.
Sprint Final - Foto : Solo Running.

Los últimos 8kms son “planos” horribles y pueden ir o muy rápido o muy lentos. Los corro a un ritmo bastante decente, creo que en promedio 5:15 min/km, lo cual no es nada malo para cerrar 15 hrs de carrera. Durante los últimos 8 kms he mirado hacia atrás al menos 10 veces, nunca logré ver una linterna por lo que asumí (error número uno) que no venía ningún corredor. Finalmente entro a Chamonix, con ganas de celebrar este top10, recordando momentos de la carrera. Todo esto acaba cuando a 600 metros de cruzar la meta miro hacia mi izquierda y ahí estaba YanQuiao, me había alcanzado en silencio y yo no lo supe hasta este momento. Finalmente no tuve otra opción que usar la última carta en un sprint final, intentando dejar al otro corredor detrás de mi, esto finalmente no ocurrió y luego de que ambos hemos terminado corriendo con todas nuestras fuerzas, hemos cruzado la meta en el mismo tiempo exacto, 15h04min10seg. 
 
Que día, que experiencia y que increíbles paisajes. Honestamente TDS es la carrera más hermosa de toda la serie de carreras del UTMB y estoy seguro de que volveré a correrla más temprano que tarde. 
 
No podría estar más agradecido de todo el apoyo que he recibido durante este proceso, a Vicente Úbeda por el entrenamiento, a mi familia y amigos que han estado ahí apoyándome, disfrutando de mis logros y sufriendo cuando las cosas no salen bien. A Kirsten por ser la partner perfecta y a todos los que me siguieron en vivo o en linea durante la carrera. 
 
Todo este esfuerzo, entrenamiento y ejecución esta dedicado a Tom Carsolio, por ser in increíble crew en 2017 y por darme fuerzas y ejemplos para continuar creciendo cómo persona y deportista día a día. 

Moisés Jiménez. 

Team vert.run

Aprende a disfrutar del proceso completo y entrena para lograr tus objetivos con nosotros.

Close Menu
Bitnami