Els2900 - Anti Relato de carrera

Nota del autor: Antes de empezar a escribir; debo decir que mi intención no es motivar a la gente a que "corran" o participen de la Els2900. Quizás al revés. Habiéndola completado, siento que es una carrera que demanda demasiadas cosas de sus participantes, entre ellas; recursos, tiempo, energía y conocimiento, siendo este último el elemento clave, que para las personas que recién se están iniciado en el Trail, es algo demasiado complejo de intentar sin tener la experiencia necesaria para siquiera llegar a postular. Si alguna vez escuche hablar de carreras para ·"veteranos", supongo que esta calza perfecto con esa definición. Y si bien por fuera, la carrera puede verse como otra de esas bien "épicas" y técnicas que hay en Europa, la Els es harto más que eso.

Es difícil hablar de Els2900 como una carrera normal, aun que en estricto rigor lo es; hay una cantidad determinada de “corredores” (27 duplas para ser precisos en la versión de este año), todos tenemos nuestros “bib numbers” puestos en la linea de partida y existe una “idea de ruta” más o menos definida por los puntos de control que tenemos que hacer, pero aun así, con todas estas cosas características de carreras normales, la Els no se siente para nada como una de ellas. Al final, esta termina pareciéndose a esos recuerdos de días épicos que alguna vez tuvimos entrenando y empujando con un partner en la montaña, más que otra cosa. Y claro que a ratos sientes que estas ‘compitiendo’ con el propósito de hacer las 7 cumbres más altas de Andorra dentro de 24 horas, pero la gran mayoría del tiempo solo se trata de ser eficiente y avanzar, por sobre todo avanzar.Por un lado, estamos 100% convencidos de que es necesario hacer la tarea de poner -un mínimo de- horas de entrenamiento necesario y ojalá con la mayor especificación posible, antes de una carrera, pero también estamos convencidos de que tenemos que hacerlo con la mayor responsabilidad posible y siempre respetando a lo que nos enfrentamos.

Cuando hablamos de una carrera con una ruta natural, inspiradora, con sentido, Els2900 tiene todo eso en su máxima expresión. 

Un trekking "relax" horas antes de partir la carrera. (1300 de D+ en 8k…)

En ningún caso espero, ni quiero que esto sea un race-report o algo por el estilo; por que para eso, tendría que hablar de la ruta en especifico, los cientos de cosas que nos pasaron en el recorrido con Moi y justamente eso es algo que me gustaría evitar esta vez. Por qué? Porque gran parte de la magia de la carrera nace en que como equipo, éramos libres de hacer la ruta que quisiéramos entre los puntos obligatorios y, parte importante de salir ‘bien’ de la experiencia de la Els, pasaba por hacer un reconocimiento previo de los segmentos importantes de la carrera, estudiar los mapas de Andorra y ver que habían hecho en ediciones pasadas otras duplas (cosa difícil con la escasa info disponible online). Esto era parte de la pega que teníamos que hacer si pretendíamos intentar terminar la carrera de la mejor manera posible. Por lo mismo, no me gustaría hacerle esa pega tan fácil; describiendo en detalle la ruta, lo que nosotros hicimos/elegimos (y por qué lo hicimos) y mucho menos compartiendo un GPX abiertamente, para los que alguna vez quieran correrla 🙂

La carrera comienza al momento de inscribirte ya que el hecho de completar la ruta el día D, es solo la culminación de un proceso bastante más largo. 

Els2900 esta diseñada para partir desde el momento en que fuiste elegido como dupla y termina varios días después de haber terminado, cuando todavía estas procesando todas las cosas que pasaron mientras cruzaste un país enteros subiendo a los puntos más altos en el camino.

Si tuviera que hablar de las 3 cosas que más me marcaron (y me seguirán marcando en el futuro) de haber terminado esta experiencia y de haber sido parte del grupo de personas que este año largo la carrera, sería que;

1) En un mundo de carreras de Trail plagado de reglamentos y listas de materiales obligatorios, la Els no tenía nada más que un listado de “sugerencias” de lo que tenías que llevar en tu mochila y la obligación de cargar un tracker en caso de que tuvieras que comunicar un accidente o algo por el estilo (además de hacer el efecto de “chip”). Nada más. Por fin el proceso de selección servía para que realmente te dejaran decidir como “adulto responsable” lo que tu encontraras necesario para vivir de la forma más segura y divertida el desafío. Hermoso.

**La parte final de la carrera (los últimos 10kms aprox.) era obligación hacerlas con un casco (por la cantidad de acarreos que había que pasar y la alta probabilidad de tirarle piedras a tu compañero) y un arnés puesto, que serviría en caso de tener que hacer una evacuación rápida de emergencia en helicóptero. Ambos puntos más que razonables y entendibles dentro del contexto de un evento deportivo-competitivo. (Y esto viene de alguien que por sobre todo, encuentro ridículo “correr” con casco…)

Foto en el último AB, comiendo, tomando café y poniéndose el casco y arnés. Foto: Daniela Corvalán.

2) La ruta es de completa libre elección para los equipos. Fuera de las 7 cumbres de 2900 metros (las más altas del País obviamente), los 2 puntos de abastecimiento (hacia el final del recorrido y más que agradecidos en una ruta prácticamente de auto-suficiencia) y los 2 puntos intermedios de control (donde uno de ellos era algo más malicioso que nada, porque era encontrar una “canaleta” específica para poder hacer cumbre del cerro, en vez de tomar la vía fácil, obvio), los equipos podían elegir las -infinitas- variaciones que quisieran entre un punto y otro. Prueba de este componente ‘chistoso’ de la carrera, es que cada equipo podía armar la ruta que sintieran que más les acomodaba en base a sus fortalezas/debilidades y por eso, muchos terminan haciendo una ruta con mucho más pavimento/camino que otros que elegían tratar de hacer lo menos posible de estos (como nosotros!). De más esta decir que la “navegación” forma parte clave de este componente, por que si bien estaba lejos de ser una “carrera de aventura”, claramente era MUY importante saber donde estabas parado y hacia donde había que dirigirse; sobre todo en la noche cuando no se veía nada y las piedras tenían una capa de hielo que no perdonaban los falsos pasos. Seguir un track en el celular es harto más difícil decir que hacer, sobre todo en las montañas de Andorra donde las condiciones son cuando menos, hostiles.

Foto en el último AB, comiendo, tomando café y poniéndose el casco y arnés. Foto: Daniela Corvalán.

3) La carrera partía y terminaba en la montaña. Sin música, sin animador, sin público, sin challa. En un mercado de carreras donde nos tienen acostumbrados a ‘consumir’ kilómetros por consumir, la Els ni siquiera se molesta pensando en terminar o empezar en uno de los pueblos de Andorra (cosa que podría hacer fácilmente para agregar distancia y parafernalia al cuento). Por el contrario, a la largada de la carrera se llega haciendo un trekking (no menor) de 3 horas y la salida consiste en bajar desde la linea de meta (Refugio de montaña) a la carretera el día siguiente de la carrera. Algo completamente bizarro y distinto a lo que uno esta acostumbrado a vivir.

*Situaciones cuando menos ‘poco ideales’ horas antes y horas después de hacer una carreras de esta magnitud. Aun así, no lo cambiaría por nada. Además de que mantener la partida y la meta en refugios de montaña tenía el sentido obvio de agregar una estética -hermosa- realmente de montaña a la carrera y el recorrido, el agregado extra era que teníamos la posibilidad de compartir con todo el resto de los competidores y staff en ambos refugios, tanto las horas previas como las horas después de haber terminado. Contexto poco común pero más que enriquecedor.

Foto de los finisher's más los que a pesar de no haber terminado, decidieron hacer el trekking al refugio final para vivir la experiencia completa de la Els. **Justo cuando empezaban a caer los primeros copos de nieve del año en Andorra. Foto Organización.

Y eso. Se me quedan un montón de cosas más por decir de la Els. Podría contar muchos más detalle de todo lo que vivimos, pero por otra parte, siento que -quizás- por primera vez, esta es una carrera que quiero mantener más en mi retina que en otra parte. De alguna forma, ahora me siento parte de una secta (en el buen sentido de la palabra si es que existe uno) que tiene un collar de mini pirca (“medalla de finisher”) para demostrar que salí airoso (y más motivado que nunca) de esta experiencia mágica. Si tuviera que definir la Els2900 en una palabra, creo que la palabra que mejor la resume es: “autentica”.

Medalla de Finisher épica.

Nota del autor: Ahora hablando en serio, si alguien quiere los detalles reales de la carrera y todo lo que eso involucra, por que realmente están interesad@s en intentarla, felices de poder ayudar con todo lo que aprendimos y sabemos ahora.

Foto en la Meta. Hechos mierda como ámeritaba. Foto: Daniela Corvalán.

Aprende a disfrutar del proceso completo y entrena para lograr tus objetivos con nosotros.

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compatir en Twitter

Planes

  • Plan Free
  • Plan Experimentado
  • Plan Competitivo
  • Refiere a un amigo

Nuestro Blog

  • Nuestra Filosofía
  • Nuestra metodología
  • Términos y condiciones
  • Politica de privacidad

Comienza a entrenar

  • Tips e información
Close Menu
Bitnami